La caducidad de los cosméticos

Creo decir sin equivocarme, que somos muchas las que guardamos un cajón o estantería de nuestra casa con decenas de cosméticos que no utilizamos, pero que tenemos la esperanza de utilizar algún día. Pintalabios, paletas de sombras o iluminadores que compramos hace años y que aunque ahora no nos gustan, creemos que con el tiempo se volverán a llevar y los guardamos. Mascarillas, cremas hidratantes y contornos de ojos, todos estos productos se van acumulando en nuestros cajones esperando el día de ser usados.

Pero, ¿y si todos esos cosméticos estuvieran caducados? Resulta que, al igual que ocurre con la comida, los productos de belleza también caducan. Cada uno de ellos caduca con mayor facilidad que otros, y además, la conservación de dichos productos es crucial para alargar su vida.

Consecuencias de usar cosmética caducada

Usar una crema o maquillaje caducado puede resultar muy perjudicial para nuestra piel, es por ello que es imprescindible conocer el estado de todos nuestros productos.  

Con el paso del tiempo, los cosméticos pueden caducar o perder gran parte de las propiedades que los conforman. Es por ello, que si usamos un producto que lleva demasiado tiempo en nuestra posesión, no cumpla los objetivos prometidos por la pérdida de propiedades, como el antienvejecimiento, la tonificación o cambatir el acné, o incluso pueda llegar a provocar irritación cutánea y erupciones en el caso de cosmética caducada. 

¿Cómo saber la caducidad de un producto?

La longevidad de cada cosmético es distinta, esta depende de distintos factores como los principios activos y excipientes que lo conforman, o también de la temperatura y de las condiciones en las que se conserva dicho producto. 

Entonces, ¿cómo podemos saber cuando caduca cada producto? Pues muy fácil, aunque probablemente la mayoría no os hayáis fijado, cada producto de cosmética contiene en sus envases la fecha de caducidad de este. Se trata de un icono de un tarro abierto que incluye una cifra, referente al tiempo que tarda en caducar el producto una vez se ha abierto.

Aun así, a pesar de contener una fecha de caducidad, a veces esta no es del todo fiable. Por ello, independientemente de la fecha que marque el envase, cada una de nosotras puede detectar si alguno de sus productos de cosmética está caducado por su aspecto. Cambios de color, textura u olor extraños pueden alertarnos de la posible caducidad o mal estado de un producto, en ese cado la mejor opción es deshecharlo. 

¿Cómo alargar la vida de nuestros cosméticos?

El cuidado y la conservación que hagamos de nuestros productos puede influir en la vida de los mismos. Algunos de los consejos que te damos para alargar al máximo la duración de estos, son por ejemplo la revisión de los productos de forma habitual, la conservación en una temperatura ambiente, aunque más bien fresca, y el cierre correcto de cada producto. Todo ello, hará que estos cosméticos se conserven en buen estado durante más tiempo.

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y de utilidad, si es así déjanos un comentario y cuéntanos si ya conocías como saber la caducidad de tus cosméticos. Te invitamos a leer otros de nuestros artículos, ¡seguro que te gustarán!