La adaptación a la nueva normalidad COVID-19 Las maquilladoras Fashium

La nueva normalidad

Acabadas las fases impuestas por el Gobierno para la desescalada alcanzamos lo que llamamos la “nueva normalidad”. Tras dos meses con la verja echada, volvimos a abrir con más ganas que nunca. Eso sí, no podíamos hacer una reapertura como si nada hubiera pasado y el coronavirus fuera cosa del pasado. Así que respetando a las autoridades sanitarias y siguiendo sus consejos en cuanto a seguridad e higiene hemos implementado nuestro propio protocolo.

Siguiendo unas medidas no le tenemos por qué temer al virus, no sabemos cuánto tiempo vamos a convivir con estos hábitos. Así que, nuestra mejor opción ahora mismo es adaptarse a estas nuevas medidas. Mantener la rutina que solíamos tener pero con cierto cuidado. Recuerda que llevar mascarilla es obligatorio y saludar con el codo se ha vuelto una costumbre.

Nuestro sector

Si dijéramos que no hemos notado esta crisis sanitaria estaríamos mintiendo. Las peluquerías y centros estéticos pudieron abrir sus puertas de los primeros, con cita previa y algunas medidas de higiene. De hecho, en la fase 0 quedaron abarrotados ante la gente, que al quedarse encerrada en casa, no habían podido mantener la imagen estética que querían.

Puede que los eventos y ceremonias hayan disminuido por temas de aforo limitado, pero en días grises es importante sentirse bien. Y por eso queremos realizar un lavado de cara a nuestro sector, porque con las medidas necesarias no tiene por qué suponer ningún contagio.

El protocolo

El protocolo implementado es similar al de las peluquerías

En primer lugar, medimos la temperatura al cliente. Es una medida preventiva que evita que entre una  persona contagiada en nuestro establecimiento. Nada más entrar, le daremos gel hidroalcohólico para que este se desinfecte las manos

En segundo lugar, es recomendable que nuestro local disponga de mamparas entre sillón y sillón y por supuesto que estos mantengan la distancia mínima de metro y medio. También es interesante colocar uno en la recepción para distanciar así las partículas que se puedan arrojar entre cliente y empleado.

Antes era una recomendación y ahora es una obligación, pero todas las personas deben llevar una mascarilla homologada por las autoridades. Parece obvio, pero hay personas que todavía no se acostumbran a llevarla. Recuerda que no solo te proteges a ti mismo, sino al resto. Así que si todos llevamos mascarilla, todos estamos seguros.

Nuestro local se desinfecta tras el uso, tanto la zona de salón, como la recepción, el almacén y los baños. Todos pasan por  un proceso de desinfectado para eliminar todo agente malicioso.

Además, hemos establecido un camino de sentido único y varios puntos higienizantes. Aunque nos ha dado mucha pena, nos hemos tenido que despedir de las revistas y de los periódicos de la sala de espera. Pueden suponer una fuente de contagio al tocarse por varios clientes y queremos mantener una imagen limpia y anticovid.

¿Qué pasa con el material?

Ya hemos  hablado de todas las medidas de seguridad que se  mantienen en nuestra  tienda física pero…¿qué ocurre con los materiales que se usan? 

Por un lado, las autoridades han recomendado el uso de batas desechables así que, hemos recogido las de tela tradicionales por un tiempo y hemos adquirido estas otras. Es una forma de asegurar que es únicamente usada por ti, que ni ha sido utilizada anteriormente ni lo será después.

Si nos enfocamos en el tema de las brochas o los labiales, decirte que pasan por dos fases de desinfectado. En primer lugar se les pasa un pañuelo para quitar la primera capa de contaminación y después se desinfectan con alcohol de 70º o etanol.

Para aplicar las cremas o productos en polvo utilizamos espátulas metálicas que por supuesto también tienen un posterior desinfectado.

Estamos más preocupados que nunca por no extraer el material, no bajamos la guardia en ningún momento. Cada uno de nuestros empleados tiene su propio set de productos y lo tiene supervisado en todo momento. Es una forma de cerciorarnos de que todo lo que se usa se desinfecta.

Nuestra recomendación

Te aseguramos de que nosotros más que nadie queremos cuidar de nuestros clientes y por eso le hemos dado la importancia que merece a estas medidas. 

Tenemos todo bajo control para hacer de tu experiencia algo seguro y además, que mejor que sentirse guap@ en estos tiempos más oscuros.

Así que, si estás pensando en apuntarte a un curso de automaquillaje, te esperan nuestros profesionales para ayudarte. Eso sí, ¡manteniendo el metro y medio de distancia!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *